Introducción

Había dos cosas que no conocía de este crucero, la ruta por la que transcurría y la compañía CroisiEurope, ambos casos me sorprendieron gratamente.

Si hablamos de la compañía, hablaré de barcos modernos, el más antiguo data del 2003, su flota es amplia por lo que representa la zona; Infante D Henrique, Vasco da Gama, y Fernao de Magalhaes, los tres idénticos. Las áreas del barco son suficientes para los 140 pasajeros, comedor, salón y cubierta solárium con una balsa para refrescarse.

El personal es muy atento y servicial, y la atención a bordo es trilingüe, francesa, inglesa y española, aunque casi todos los tripulantes también hablan portugués ya que son de la zona.

La restauración es de cocina internacional, donde combinan especialidades francesas, portuguesas y españolas, básicamente marcadas por el trayecto del barco, quizás flaquea el desayuno ya que es reiterativo y algo escaso, para mi gusto.

Las cabinas son suficientes para este tipo de viaje, cuentan con lo mínimo imprescindible, incluyendo secador de pelo, se agradecería una mayor cobertura de canales de televisión y que se sustituyera TeleMadrid por otra cadena, por ejemplo, y para evitar rivalidades regionales, TVE, hay que reconocer que si las televisiones son malas en general, TM se lleva la palma a muchísima distancia del resto.

Durante algunas noches se ofrecen actividades a bordo, concursos (trilingües), música de baile y actuaciones de música popular de la zona, fados, flamenco, bailes populares portugueses.
En general es un crucero muy relajante, que combina perfectamente las zonas a poder visitar (las excursiones en los cruceros fluviales son muy asequibles, para poner un ejemplo Salamanca de día completo con almuerzo, 52 € por persona), algunas poblaciones con poco contenido, pero que en contrapartida nos ofrecen un retorno al pasado, otras sin embargo con un alto contenido cultural, Braga, Vila Real, Salamanca o Lamego, todo ello sin olvidar a Oporto y Vila Nova de Gaia, punto de salida y llegada del barco.
Para que no haya dudas de mi grado de satisfacción, a finales de septiembre realizaré con CroisiEurope un crucero por el Rin, crucero que coincidirá con el famoso Oktoberfest alemán, y justo en su área de mayor incidencia, el valle del Rin, ya os contaré.

CONSEJOS ÚTILES ANTES DE EMBARCAR

QUE INCLUYE EL PRECIO DEL CRUCERO

Los precios incluyen: Todas las comidas desde la cena del primer día al desayuno del último • Bebidas incluidas durante las comidas a bordo (agua, vino, cerveza, zumo de frutas y un café) • Cabina doble exterior con ventana y baño completo • Animación • Asistencia a bordo • Cóctel de bienvenida • Noche de gala • Noche de flamenco a bordo• Noche de fado a bordo• Noche folclórica a bordo • Seguro de asistencia/repatriación • Tasas portuarias.

Las bebidas muy correctas, a destacar la cerveza, siempre servida muy fresca, y agua embotellada sin limitaciones.

Los precios no incluyen: Bebidas no mencionadas anteriormente (aquellas adquiridas en el bar, aquellas que figuran en la carta de vinos, aquellas adquiridas durante las comidas en excursiones o traslados) • Seguro de anulación/equipajes • Excursiones opcionales o facultativas: reserva y pago a bordo • Tasas de carburante (16€ por persona) • Traslados.

A bordo se compra un ticket para pagar las bebidas, hay dos opciones de 15 y de 50€, tal como vas consumiendo los extras, copas, aperitivos, te van tachando el consumo, el último día te reintegran no lo utilizado.
Los precios son muy correctos y las copas tambien correctas en cantidad, nada a ver con los barcos ingleses o americanos.

Notas: DNI o pasaporte en curso obligatorios

En caso de crecidas o decrecidas del río o cualquier otro evento de fuerza mayor, el comandante puede verse obligado a modificar el programa por motivos de seguridad sin que esto pueda tomarse como motivo de reclamación.

Transporte del aeropuerto a la ciudad

La manera más fácil de desplazarse a la ciudad es en metro. La línea B (roja) da servicio al aeropuerto, con trenes cada 8-15 minutos.

No lo recomiendo, el trayecto desde el metro hasta el barco es bastante alejado, con desniveles muy pronunciados que lo hacen desaconsejable al ir cargados con maletas.

También se puede ir en autobuses locales o en Aerobus, que pará en los principales hoteles y termina su recorrido en la Avenida de los Aliados en unos 40 minutos.

En taxi nos puede costar alrededor de 20 euros.
 
Es lo más recomendable, por rapidez, y porqué te dejan a pie de barco donde la tripulación recoge tu equipaje, así te ahorras el acarrearlos tu.
 
INFORMACIONES PRÁCTICAS

Cómo llegar

Muelle de embarque en Oporto: Muelle Quebrantões - Vila Nova de Gaia.

Tomar la dirección VILA NOVA DE GAIA (la ciudad “gemela” de Oporto, situada en la otra orilla del
Duero). En VILA NOVA DE GAIA, coger la Avenida da República (la arteria principal) en dirección al río. Poco antes del Duero, tomar la Rua 1 de Maio, a la derecha. Al llegar a la rotonda, seguir los paneles
“Quinta San Salvador” (para el parking de coches o Cais de Quebrantões (para el acceso directo al barco).

El muelle se encuentra debajo del puente del ferrocarril São João.

En avión: el aeropuerto más cercano es el de Francisco Sa Carneiro (a 20 Km. del muelle).

En taxi: justo frente al aeropuerto. El trayecto se realiza por la carretera nacional 107 (duración de 30 minutos a 1 hora en función del tráfico).

En tren: la estación más cercana es la de Campanha (trayecto internacional) - tomar un taxi hasta el barco (aprox. 20 minutos).

Parking: parking privado del hotel QUINTA SAN SALVADOR (junto a la documentación, te entregan un plano de acceso al muelle de embarque). A cambio de un precio global de 20 € (a abonar directamente en el hotel in situ). Este hotel domina el río, a 100 m. de nuestro muelle de embarque.

Hotel****

Rua Silva TAPADA, nº 200 QUEBRANTÕES

4430-239 VILA NOVA DE GAIA  Tel.: 00351/22 375 92 22 o 00351/22 370 25 75

Animales

Para comodidad de todos y por razones de higiene y seguridad, no se aceptan animales a bordo.

Dinero a bordo

Todo se abona en euros (metálico, tarjetas bancarias visa, Eurocard, Mastercard, American Express, salvo cheques Diners Club). No hay oficina de cambio ni cajero automático en el barco.

Clima

Duero, Portugal, España: El clima es suave de otoño a primavera. El verano es caluroso.

Formalidades

Para todos nuestros cruceros por el Duero son obligatorios el documento de identidad o el pasaporte en
vigor.

Los bebés y los niños deben llevar un documento de identidad válido o figurar en el pasaporte de sus padres (ello es posible hasta 14 años).

Si no van acompañados de sus padres, deben llevar una autorización para salir del país firmada por los padres.

Atención: si el niño viaja con sólo uno de los padres, debe presentar una autorización para salir del país firmada por el otro.

Régimen específico

Indique en su agencia de viajes cualquier régimen específico antes de su partida para que el crucero se desarrolle en las mejores condiciones.

Salud

Para cualquier viaje fuera de la Unión Europea, solicite en la Seguridad Social la tarjeta sanitaria europea, se puede solicitar por Internet, la entrega es en unos 10 días y tiene una duración de 2 años y es gratuita.

Lleve consigo sus medicamentos habituales así como una copia de sus recetas.

Transportes aéreos

Le rogamos que respeten los plazos de registro que figuran en su convocatoria / itinerario de vuelo.

Equipaje

En caso de deterioro o de pérdida de su equipaje por parte de la compañía aérea, le rogamos que acuda inmediatamente al servicio de reclamaciones de equipajes del aeropuerto de llegada.

Se abrirá un expediente y deberá completar una declaración de pérdida o de deterioro de equipaje y presentar los siguientes documentos:

- el original de la declaración de pérdida o de deterioro realizada en el aeropuerto

- los recibos de sus billetes de avión, passenger receipt

- el original de su tarjeta de embarque, boarding pass

- el original de las etiquetas de equipaje entregadas en la facturación del mismo, baggage identification tag

Consérvelos cuidadosamente. Le recordamos que la franquicia de equipaje varia en cada compañía, especial atención hay que tomar con las compañías low cost ya que son muy restrictivas con el equipaje en cabina o el facturado. TAP actualmente permite 20 Kgs de equipaje facturado, y una maleta en cabina sin problema alguno, hay que tener en cuenta que en los vuelos operados con Embraer la maleta de cabina te la cargan en bodega (sin costo), por un problema de espacio en los portaequipajes de cabina, la distribución de asientos en este caso es de 1 - 2 por fila.

Por otra parte, debe facturar y no llevar en el equipaje de mano cualquier objeto contundente como cuchillos, tijeras, limas de uñas… De lo contrario, éstos pueden ser confiscados.

Maleta

Lleve ropa cómoda, un chándal, prendas de lana para la noche, un traje más elegante para la noche de gala  y sobre todo calzado adecuado para las excursiones. En el barco, se le facilitarán toallas.

El vestuario a bordo es siempre casual (informal), aunque por las noches se acostumbra a usar camisa y pantalón largo, para la cena de gala es suficiente una americana.

La información se facilita a título indicativo y es susceptible de modificarse.

A BORDO

Recepción

Nuestro equipo le recibirá a su llegada y le acompañará a su camarote. Se servirá un cóctel de bienvenida en el salón bar con ocasión de la presentación de la tripulación. Le facilitaremos igualmente toda la información relativa al desarrollo de su crucero y le presentaremos las diversas excursiones propuestas en las diferentes escalas del crucero.

Animador/a

Esta persona estará presente a lo largo de todo el crucero. Se encargará de dinamizar los juegos, las veladas, las sesiones de gimnasia, y le facilitará información sobre los lugares atravesados. Le acompañará en paseos de "descubrimiento" en algunas ciudades, aunque recurriremos a guías locales en excursiones y visitas.

Animación

Además de las diferentes escalas que forman su crucero, se proponen igualmente algunos espectáculos y animaciones en función de la duración del crucero: juegos, gimnasia, velada de la tripulación, noche de gala, noche de baile…

Tienda

Allí encontrará postales, sellos, souvenirs y artículos prácticos.

Camarotes

Todos nuestros camarotes gozan de vista al exterior y están climatizados. Están equipados con un aseo con ducha, lavabo y WC, así como toallas. Proponen igualmente para su confort televisión satélite, radio, secador de pelo y caja fuerte. En función de los barcos, nuestros camarotes disponen de 2 camas
individuales, cama de matrimonio o 2 camas separables. El voltaje a bordo es de 220V.

Dispone de un teléfono para llamar a otro camarote, ponerse en contacto con la recepción o programar un despertador, pero no podrá llamar ni recibir llamadas del exterior del barco.

No olvide dejar sus llaves en recepción al final de su crucero.

Tarjeta de bebidas

A bordo de nuestros barcos, las bebidas se adquieren (en las comidas y en el bar) a través de tarjetas de bebidas de un importe de 15 o de 50 €. Éstas se venden en el bar durante el crucero. El importe de sus consumiciones se irá tachando en la misma. Al final del crucero, le reembolsaremos el saldo restante.

Comandante

Esta persona es la responsable de la navegación y del personal de navegación (marineros, timoneles). En caso de variación climática, el comandante es el único responsable que decide si se modifica el itinerario del crucero. Le permitirá igualmente visitar el puesto de pilotaje (salvo indicación contraria a bordo).

Comisario

Esta persona es la responsable de la restauración y el alojamiento a bordo del barco. Es de alguna forma el director de orquesta del barco en relación directa con los pasajeros. Eficaz y discreto, sabrá estar presente y acompañarle a lo largo del crucero.

Excursiones

Las excursiones propuestas son facultativas. Si no las ha comprado en la fecha de su reserva, podrá hacerlo a bordo. (Descubra el conjunto de las excursiones propuestas al final de este documento).

Fumadores / No fumadores

El conjunto del barco es para no fumadores (camarote, comedor, pasillo, recepción…). El Puente Sol es el único lugar del barco donde se permite fumar.

Médico

No hay médico a bordo. En caso de que sea necesario, el comisario se pondrá en contacto con el servicio médico más cercano.

Puente Sol

Lugar ideal para disfrutar al aire libre de una vista panorámica del paisaje. Está acondicionado con sillas y tumbonas a disposición de los pasajeros.

Propinas

Las propinas se dejan a la libre decisión de los pasajeros, aunque habitualmente todos depositan alguna cantidad, por lo que pude observar entre 50 y 60 €.
Recepción

Estará siempre atendida, por la mañana y por la tarde, salvo los días de embarque y de desembarque. Será informado a bordo.

Reservado al personal

Algunos espacios no son accesibles por razones se seguridad: pasillos, puentes delantero y trasero, los lugares acordonados. Durante las maniobras, durante el paso por esclusas en su caso y si hay niebla, no es
posible visitar el puesto de mando, si que lo permiten en otros momentos, incluso se organizo una visita por nacionalidades / idioma.

Restauración

Todas las comidas se hacen a bordo (salvo excepciones) en nuestro comedor. Éste acoge al conjunto de los pasajeros en un solo servicio en horas fijas.

El desayuno se propone en forma de buffet. El almuerzo y la cena consisten en un menú de inspiración francesa. Le ofrecemos una carta de vinos elaborada con la colaboración de Serge Dubs, el mejor sumiller del mundo. Los aperitivos, cafés y licores se sirven en el salón bar y no se incluyen en el precio del viaje (al igual que las bebidas de las comidas).

ITINERARIO DEL CRUCERO

1er día: OPORTO

Embarque a las 17.00h. Acomodación en las cabinas. Presentación de la tripulación y cóctel de bienvenida (en función de la llegada de los pasajeros, este acto puede trasladarse al tercer día). Cena a bordo. Por la noche, excursión opcional en autobús para ver “Oporto iluminado”.

2º día: OPORTO

Desayuno. Por la mañana, excursión facultativa guiada de Oporto, la segunda ciudad más grande de Portugal, declarada “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO. Se trata además de una de las ciudades más antiguas de Europa: barrios que conservan intacto su aspecto original, entramados de callejuelas sinuosas, casas con arcos, iglesias majestuosas… Sin embargo, si algo define Oporto es, por encima de todo, el vino. Visita en Vila Nova de Gaia de una de las bodegas más célebres del vino de Oporto con degustación. Regreso a bordo para el almuerzo. Tarde libre en la ciudad. Cena en el barco seguida de noche de fado.

3er día: OPORTO – REGUA (excursión opcional a Braga)

Desayuno. Mañana libre o excursión opcional a Braga, caracterizada pour su asombrosa arquitectura. Regreso al barco para el almuerzo mientras se navega hacia Regua. Se atravesarán las esclusas de Crestuma y Carrapatelo, la más alta de Europa con 36 metros de desnivel. Llegada prevista sobre las 20.00h. Cena a bordo seguida de una noche de baile o un paseo libre nocturno en Regua.

4º día: REGUA – BARCA D’ALVA

Desayuno a bordo. Salida para la excursión facultativa a Vila Real y paseo por los jardines del Solar de Mateus. Regreso al barco en Pinhao. Almuerzo y navegación a través de los viñedos más famosos de Oporto. Paso de las esclusas de Valeira y Pocinho. Llegada a Barca d´Alva a última hora. Cena y noche de flamenco a bordo.

5º día: VEGA DE TERÓN (excursión opcional a Salamanca)

Desayuno en el barco y salida para la excursión facultativa a Salamanca, nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Almuerzo en la ciudad. Regreso al barco en Vega de Terón. Cena y noche con animación.

6º día: VEGA DE TERÓN – FERRADOSA - PINHAO

Salida a primera hora de la mañana. Desayuno y almuerzo en crucero mientras se pasan las esclusas de Pocinho y Valeria. Mañana de navegación. Parada en Ferradosa sobre las 14.00h. Salida para la excursión opcional de “los vinos de Oporto” en la que se hará la ruta de los viñedos y se efectuará una parada para degustar vinos de Oporto en una quinta. Regreso al barco en Pinhao a las 18.00h. Tiempo libre para visitar la vieja estación de la ciudad con sus espléndidos azulejos. Cena y noche de gala a bordo.

7º día: PINHAO - OPORTO

Desayuno. Salida de Pinhao en autocar para realizar la excursión guiada facultativa de Lamego, el santuario de Nuestra Señora de los Remedios y la catedral. Regreso al barco en Regua. Almuerzo. Tarde de navegación mientras atravesamos grandes esclusas. Llegada a Oporto al final de la tarde. Cena y noche folclórica.

8º día: OPORTO

Desayuno. Desembarque a las 9.00h. Fin de nuestros servicios.

EL RIO DUERO

El Duero, aromática cuna del Vino de Oporto

El Duero fluye entre los viñedos, ideales entre sus aguas resplandecientes. Es el testigo privilegiado de los
secretos de fabricación del vino de Oporto, conocido y exportado desde hace varios siglos. El río destila un arte de vivir romántico y nostálgico en el corazón de una naturaleza salvaje recorrida de aromas de naranjas y mimosas en flor. El Duero, río de Oro de Portugal, al sur de Europa, narra una de las más hermosas historias de amor entre el ser humano y la vid.

Los viñedos constituyen el gran atractivo del valle el Duero. Fueron necesarios veinte siglos desde los romanos para realizar esta arquitectura de terrazas y escalones y plantar las vides en laderas inclinadas hasta 70º en algunos casos. Generaciones de viticultores han construido miles de kilómetros de muretes de apoyo que trepan hasta 700 m de altitud.

El vino de Oporto desde el siglo XIII

La recompensa de todos esos esfuerzos es el vino de Oporto, que los ingleses adoran desde el siglo XVII.

Las quintas, granjas vitícolas, son bellas fincas impecables, que iluminan los viñedos, donde las vendimias se efectúan aún a la antigua usanza.

La denominación de Vino de Oporto aparece en 1675. La historia nos cuenta que la fórmula del oporto fue puesta a punto por un religioso que vertió algunas medidas de aguardiente en una cuba para bloquear la fermentación de las uvas durante su transporte en barco. Pero hubo que esperar varias décadas antes de que se obtuviera el vino que conocemos ahora, mezcla de unos quince crudos de añadas y calidades diversas.

La región del Duero es la región con denominación de origen más antigua del mundo. Cuenta con casi 30.000 ha de viñas distribuidas entre 26.000 viticultores.

Durante mucho tiempo, los barriles de vino cargados a bordo de los “barcos rabelos”, esas naves de perfil fenicio o “barcos con cola” fueron transportados hasta Oporto por vía fluvial. Estos barcos coloridos sólo constituyen en la actualidad una atracción turística de la ciudad portuaria que invita a degustar su vino embriagador en las bodegas de Vila Nova de Gaia en la otra orilla.

La vida en rosa

Este intermedio gourmet le hará ver la vida en rosa. Rosa como los tejados de la ciudad portuaria que da su nombre al vino. Le permitirá descubrirla inmiscuyéndose en su vida, en el conjunto de escaleras y callejuelas repletas de ropa colgada. En los mercados rebosantes de gente. Paredes despiertas gracias a la luz de los azulejos típicos de loza azul que narran la historia del barrio de Ribeira en particular, su vida,
su pasado, sus creencias.

La Torre de los Clérigos, campanario de más de 76 m. de altura, levantado en el siglo XVIII, ofrece una
vista panorámica de Oporto y su casco histórico declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

La segunda ciudad de Portugal, golpeada por las olas del Océano Atlántico, es una metrópolis de 350.000 habitantes de intenso tráfico. Existen tres puentes que facilitan la vida económica de la región. El levantado por Gustave Eiffel a finales del siglo XIX, atraviesa los 150 m. del valle del Duero.

Dominado por cinco presas

Otra vida, oculta lejos, aguas arriba del Duero, espera al turista: la vida más áspera y cálida al mismo tiempo de la naturaleza salvaje. Entre una guardia de honor de viñedos a lo largo de casi 200 Km. desde Oporto hasta la frontera española, el río de Oro recupera su protagonismo. Su longitud es de 850 Km. y su nacimiento se encuentra en España, a 2.250 m. de altitud. Cuando atraviesa Castilla, se muestra como un río tranquilo. Cinco presas que forman parte asimismo del atractivo del río, calman su cauce: Crestuna, Carrapatello, que es la más alta de Europa con 35 m., Régua, Valéria y Pocinho marcan el cauce del río.

Alberga igualmente poderosas centrales hidroeléctricas.

Son obligatorias algunas escalas culturales y poéticas: la visita de Vila Real, reconocida por su arquitectura religiosa y el palacio Solar Mateus.

Más lejos, Pinhão y Barca de Alva, garantizan la ebriedad de los sentidos en el corazón de un país que ha
vivido durante mucho tiempo replegado en si mismo.

EXCURSIONES FACULTATIVAS

Los precios aquí indicados corresponden al crucero con salida 23 de agosto de 2010, por lo que posteriormente pueden variar las excursiones y los precios, que la compañía informa en su catálogo de cruceros.

A diferencia de los cruceros marítimos, y concretamente en este crucero, considero que es muy conveniente contratar las excursiones en el barco, en las escalas no se encuentran taxis y normalmente las ciudades donde atraca el barco, poco hay que ver, naturalmente a excepción de Oporto, por lo que para conocer las poblaciones del programa hay que realizarlas colectivamente, siempre las ofrecen en español, esto si compartiendo el bus y el guia con otras nacionalidades, en nuestro caso, en algunos casos fue con el colectivo francés, o con el grupo inglés, pero siempre con comentarios en castellano.

Oporto by night 19 €

Tour panorámico guiado en autocar.

Oporto 29 €

Visita guiada de la ciudad: la Catedral (iglesia fortaleza del siglo XII), el Palacio de la Bolsa, la Iglesia y la Torre de Clérigos, la Plaza de la Libertad y el Ayuntamiento. Visita de una bodega con degustación de vino de Oporto en Vila Nova de Gaia, municipio situado en la orilla izquierda del Duero.

Vila Real y Casa de Mateus 29 €

Salida en autocar en dirección a Vila Real, pueblecito situado en medio de los viñedos. Visita panorámica por la ciudad y continuación en dirección a Mateus, una pequeña aldea célebre por el palacio de los
Condes de Vila Real así como por el vino rosado elaborado en la finca. Paseo por los jardines del Palacio
de Solar de Mateus.

Salamanca - Catedral y Universidad (Ruta de los vinos) 52 €

Salida en autocar hasta Salamanca. Visita guiada de la ciudad: la antigua y la nueva Catedral, la Plaza Mayor, la Casa de las Conchas (fachada cubierta de Vieiras, símbolo del peregrino de Santiago de Compostela), la fachada de la Universidad de piedra dorada de las canteras de Villa Mayor, la Iglesia
Románica de San Martín, la Clerecía o Colegio del Espíritu Santo, el Ayuntamiento. Comida en
Salamanca. Tarde libre.

São Salvador do Mundo - São João da Pesqueira 21 €

Salida en autocar en dirección a São Salvador do Mundo y São João da Pesqueira, pequeñas aldeas situadas en los viñedos del valle del rio Torto. En São João da Pesqueira, pueden admirarse la plaza principal, decorada con arcadas, una capilla y casas blancas con balcones.

Lamego 21 €

Salida en autocar para la visita guiada de Lamego. Descubrirá el santuario de Nossa Senhora dos Remedios y la Catedral.

Braga y Guimaraes 20 €

Descubra la ciudad que llaman la “Roma Portuguesa” gracias a su arquitectura sagrada y de gran calidad.

NOTA : Las tarifas de las excursiones son a título indicativo y son susceptibles de ser modificados.

Estas excursiones no se proponen en todos los cruceros, dependen del itinerario concreto. Si no se alcanza un mínimo de 25 personas, la excursión será anulada, y se propondrá una nueva tarifa en función del número de participantes interesados (pago a bordo). Las excursiones de la misma noche del embarque y las de la mañana siguiente del mismo se garantizarán únicamente a los clientes ya inscritos.

OPORTO

Con más de 1,7 millones de habitantes Oporto es la segunda ciudad más grande de Portugal por detrás de Lisboa.

La cercanía de Oporto con España hace que sea un destino muy cómodo y atractivo para los turistas españoles, incluso para una escapada de fin de semana.

Esta ciudad, situada al norte de Portugal junto a la desembocadura del río Duero, es un lugar muy especial; tal vez sea ese aire de decadencia que la invade o a la vida que se respira en ella. Tal vez sean sus elegantes barrios y villas señoriales en contrapunto con las estrechas calles y viejos callejones que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad.

Oporto es una ciudad para recorrerla andando, disfrutando al máximo de sus estrechas callecitas cargadas de historia y nostalgia. Un paseo al anochecer junto a la ribera del río Duero, la sensación que produce entrar en el Mercado do Bolhao o el sabor de sus dulces vinos son algunas de las cosas que se pueden hacer en Oporto.

HISTORIA

Oporto, la ciudad que ha dado nombre a Portugal, antiguamente Cale, era una pequeña aldea celta ubicada en la desembocadura del Duero a la que los romanos añadieron un puerto, puerto de Cale "Portus Cale", origen del topónimo Portugal.

La pequeña aldea fue ocupada por los romanos convirtiendo a Portus Cale en parada obligada en la ruta entre Braga y Lisboa.

En el año 456 fue tomada por el rey visigodo Teodorico II. Los visigodos gobernaron la ciudad hasta el año 716 en que fue conquistada por los árabes.

Los árabes permanecieron en Oporto hasta que fue reconquistada por el rey Alfonso I de Asturias. Tras la reconquista quedó casi abandonada hasta que, en el 880, el último rey asturiano Alfonso III el Magno la mando repoblar.

En 1096, el rey Alfonso VI de Castilla y León casó a su hija Teresa con Enrique de Borgoña y les concedió un condado el "Condado Portulacense" con capital en Oporto.

La independencia del Reino de Castilla y León

El artífice de la independencia del Condado Portulacense del reino de Castilla y León fue Alfonso Enríquez, hijo de Teresa y Enrique de Borgoña, que en 1138 venció en la batalla de Ourique a los musulmanes. Esta fecha es considerada la base de la independencia de Portugal.

Cinco años después, en 1143, el conde Alfonso Enríquez consiguió ser reconocido como rey de Portu-gal por el rey Alfonso VII de Castilla y León, con el nombre de Alfonso I Enríquez, consolidándose la independencia de Portugal.

En 1383 la ciudad de Oporto apoyó el levantamiento del Gran Maestre de la Orden de Avis, el futuro rey Juan I de Portugal, contra los castellanos que asediaban Lisboa.

En 1387 Juan I de Portugal se casó con Felipa de Lancaster, nieta del rey Enrique III de Inglaterra, matrimonio del que surgió el Tratado de Windsor y con él la alianza militar en vigor más antigua del mundo entre Portugal e Inglaterra.

En 1394 nació en Oporto Henrique "el Navegante", hijo de Alfonso I, impulsor y al que se deben las grandes gestas de los descubrimientos portugueses.

Los Descubrimientos enriquecieron a Portugal que se convirtió en el centro europeo del comercio marítimo, y sus puertos, entre ellos el de Oporto, vivieron una época de fuerte dinamismo. En Oporto se desarrolló una gran actividad marítima y comercial que la puso a la cabeza de la industria portuguesa de construcción de buques.

Desde 1415 a los habitantes de Oporto "portuenses" también se les conoce como "tripeiros" debido al gran sacrificio que tuvieron que soportar durante la conquista de Ceuta por los portugueses.

Qué ver en Oporto

En Oporto hay muchos puntos de interés imprescindibles, te presentamos los principales lugares que ver en Oporto:

Catedral de la Sé de Oporto


Construida en la parte más alta de la ciudad, la Catedral de la Sé de Oporto es el edificio religioso más importante de Oporto.

La catedral está situada en el barrio de Batalha, junto a las murallas que tiempo atrás protegieron la ciudad. El exterior del edificio tiene un aspecto de fortaleza con almenas.

La construcción de la catedral comenzó en el siglo XII y, a lo largo de su historia, ha sufrido muchas reconstrucciones, por lo que presenta diferentes estilos. La mayor parte de la catedral es barroca, aunque la estructura de la fachada y el cuerpo de la iglesia son románicos, y el claustro y la capilla de San Juan Evangelista son de estilo gótico.

En su interior, las grandes columnas hacen que aumente la sensación de estrechez y altura de la nave central. Se trata de una decoración muy sobria y las paredes están desnudas, exceptuando el altar mayor y algunas capillas de estilo barroco.

El Claustro

Al claustro de la catedral se accede desde el interior de la misma, por una puerta situada en el lado derecho. Este claustro pertenece al siglo XIV y está decorado con azulejos que reflejan escenas religiosas. Desde el claustro podréis acceder también a la Casa do Cabildo, donde se expone el "tesoro de la catedral", una colección de objetos de orfebrería religiosa.

Imprescindible

La catedral y su claustro son dos de las visitas imprescindibles en Oporto; la catedral está merecidamente declarada Monumento Nacional.

En el centro de la plaza de la Catedral veréis una columna que era utilizada para colgar a los criminales. Desde ese punto podréis disfrutar de unas vistas privilegiadas de la ciudad, del río Duero y de las bodegas que se encuentran a su vera

Iglesia y Torre de los Clérigos

La Iglesia de los Clérigos fue construida entre 1735 y 1748 en un estilo barroco. Está coronada por la Torre de los Clérigos que es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad.

Este conjunto monumental del Siglo XVIII fue construido por la hermandad de los Clérigos Pobres en el casco antiguo de la ciudad de Oporto, en el lugar que se conoce como "el cerro de los ahorcados", ya que es el lugar donde se enterraba a los ajusticiados.

La torre

La Torre de los Clérigos es la torre más alta de Portugal; sus 76 metros de altura y los más de 200 escalones dan acceso a una privilegiada vista panorámica de Oporto



En la subida a la torre os encontraréis con 49 campanas que forman un gran carillón de concierto que os darán un buen susto si suenan a vuestro paso. Una vez arriba, todo el esfuerzo habrá valido la pena porque podréis disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad de Oporto y tomar buenas fotos.

Imprescindible

La Iglesia y la Torre de los Clérigos es una de las visitas más importantes de Oporto. Merece la pena subir todos sus escalones para obtener la merecida recompensa de una de las mejores vistas de la ciudad.

Mercado do Bolhao (actualmente cerrado por obras de remodelación)

Cerca de la Avenida de los Aliados se encuentra una de las zonas más animadas y populares de la ciudad de Oporto: el Mercado do Bolhao, donde desde 1914 se vende carne, pescado, fruta, flores y muchos otros productos.

El mercado tiene varias plantas en las que los comercios se distribuyen en torno a un gran patio central. En el interior de este inmenso y decadente edificio se conserva la esencia de la ciudad de Oporto.

En la zona del mercado veréis montones de tiendas, sobre todo de bacalao, que no se han modernizado y conservan su aspecto antiguo.

No te lo puedes perder

Aunque tenga un aspecto de dejadez absoluta y literalmente se caiga a trozos, el mercado central de Oporto es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. El Mercado del Bolhao es un punto de referencia donde se puede ver la auténtica vida de la urbe lejos de los tópicos.

Es probable que no compréis nada, pero merece la pena visitarlo y dejarse envolver con su ambiente nostálgico.

La Estación de Trenes de San Bento fue construida a principios del Siglo IX sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María y aún conserva ese aire melancólico y antiguo que caracteriza la ciudad de Oporto.

Aunque ya de entrada su fachada es señorial, la verdadera joya se encuentra en su interior: un hall decorado con más de 20.000 azulejos en los que se retrata la historia de Portugal.

De visita obligada

La Estación de San Bento está situada en el centro de la ciudad por lo que seguro pasareis varias veces por allí. No os conforméis con ver la fachada.

Desde San Bento podréis tomar alguno de los trenes con destino a la zona de los viñedos o hacia alguno de los bonitos pueblos de la región entre los que destacan Guimaraes, Braga y Viana do Castelo.

Construida a principios del siglo IX sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María, esta estación de trenes es una de las visitas más especiales de Oporto.

Palacio de la Bolsa

El edificio del Palacio de la Bolsa de Oporto, sede de la Asociación Comercial de Oporto, se encuentra situado en pleno centro histórico de la ciudad.


El Palacio de la Bolsa fue construido sobre las ruinas del convento de los franciscanos que se destruyó en un incendio. Su construcción comenzó en 1842 y pasó casi medio siglo hasta su inauguración el año 1891.

En el interior de este edificio Neoclásico, calificado como Monumento Nacional, encontraréis en un primer momento el gran patio central, o Patio de las Naciones, cubierto por una estructura de vidrio que deja entrar una gran cantidad de luz en el palacio.

Subiendo por una preciosa escalera de granito y mármol, en la segunda planta recorreréis habitacio-nes como la Sala Dorada, cubierta con pan de oro, la Sala de las Asambleas Generales, que parece cubierta con madera, y algunas otras salas hasta llegar a la más importante; la Sala Árabe. En los más de 300 metros cuadrados de esta sala de estilo morisco, inspirada en la Alhambra, se llevan a cabo las recepciones oficiales.

El Palacio de La Bolsa de Oporto es una de las mejores visitas de Oporto. Las visitas son guiadas y muestran aspectos muy interesantes del lugar y la historia que lo envuelve.

Las visitas guiadas pueden ser en cuatro idiomas; la primera persona que compra los tickets para esa hora elige el idioma, por lo que conviene llegar con tiempo.

Librería Lello e Irmao

Situada en pleno centro de Oporto, cerca de la Torre de los Clérigos, se encuentra la que está considerada como la librería más bella de Europa. Un edificio de estilo neogótico construido en 1906 alberga la Librería Lello e Irmao.


En su interior, multitud de detalles antiguos consiguen un ambiente capaz de transportaros cien años atrás.

Sus enormes estanterías de madera llenas de libros llegan hasta el techo y una preciosa escalera de madera labrada reina en el centro del local, mientras, la vidriera del techo proyecta luz natural dando vida a este escenario sin igual.

Más que una librería, un escenario de cuento

No os perdáis la visita a esta librería que, mucho más que un lugar donde ir a comprar libros, es un rincón en el que perderse.

Tanta es la magia que envuelve a esta librería que ha sido utilizada como escenario para rodar algunas películas de Harry Potter.

Iglesia de San Francisco

Los frailes franciscanos comenzaron a construir la Iglesia de San Francisco en el año 1245. Más tarde tuvo que ser reformada tras el incendio que destruyó el antiguo claustro y parte de la iglesia.

Aunque los orígenes de esta iglesia son románicos, posteriormente fue transformada al estilo gótico y más tarde adquirió decoración barroca.

Interior

El interior tiene tres naves revestidas con tallas doradas, en las que se cree que se emplearon más de 300 kilos de polvo de oro. Tanto es el oro que reviste la iglesia que, años atrás, fue cerrada al culto por ser demasiado ostentosa para la pobreza que la rodeaba.



En la nave lateral izquierda se encuentra uno de los mayores atractivos de la iglesia, el Árbol de Jesé, una escultura de madera policromada considerada una de las mejores del mundo en su género.

Las catacumbas

Bajo el suelo de la Iglesia de San Francisco se esconden sus catacumbas, un lugar donde se encuen-tran enterrados muchos de los hermanos de la orden de los franciscanos así como algunas de las familias nobles de la ciudad.

Además de las sepulturas, en las catacumbas hay un osario con miles de huesos humanos que se pueden observar a través de un cristal colocado en el suelo.

Casa de la Música

La Casa da Música es una sala de conciertos que inició su construcción en 1999 para incluirla en el proyecto "Oporto 2001; Capital Europea de la Cultura". Su construcción se retrasó y no fue termina-da hasta el año 2005.

Hoy en día este edificio de peculiar forma exterior se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad.

La Plaza de Alburquerque

La Casa de la Música está ubicada en el centro del barrio Boavista, junto a la Plaza de Alburquerque. Se trata gran plaza llena de jardines y rincones en los que relajarse.

En el centro de la plaza, una escultura de 45 metros de altura atrae todas las miradas. Es el monu-mento a la Guerra Peninsular, que representa a un león sobre un águila rodeado de soldados con caballos. Este monumento fue creado para conmemorar la victoria de la alianza británico-portuguesa sobre las tropas napoleónicas

Jardines del Palacio de Cristal

Los jardines del Palacio de Cristal se encuentran en la parte alta de Oporto y forman un espacio verde muy agradable desde el que se puede disfrutar, con unas vistas privilegiadas, de la desembocadura del río Duero en el Océano Atlántico.

En los jardines podréis visitar varias zonas temáticas como el jardín de las plantas aromáticas, el de las plantas medicinales, el jardín de los sentimientos, el jardín de las rosas o el bosque.

Visitar estos jardines es una buena forma de relajarse y disfrutar de las preciosas vistas de la ciudad.

Si tenéis pensado visitar los jardines, puede ser un buen momento para acercaros hasta el Museo Romántico, muy próximo a los Jardines del Palacio de Cristal.

Iglesia de San Lorenzo dos Grilos

La Iglesia de San Lorenzo dos Grilos comenzó a construirse en el siglo XVI pero no se vio terminada hasta el siglo XVIII.

Aunque es una iglesia que no destaca por su tamaño, su sencillez hace que sea una visita agradable ya que, a diferencia de la mayoría de las iglesias de Oporto, siempre decoradas de forma excesiva, la Iglesia de los Grilos tiene las paredes prácticamente desnudas, dejando a la vista la gran cantidad de piedras que componen la iglesia.

Museo de Arte Sacra y Arqueología

Cruzando una puerta de madera a la izquierda de la iglesia se accede al Museo de Arte Sacra y Arqueología de Oporto. Si le visitáis os daréis cuenta de que la palabra arqueología no hace mucha referencia al museo, ya que posee muy pocas piezas arqueológicas.

Como museo de arte sacra no tiene desperdicio. En la planta de arriba se suceden varias salas con altos techos de piedra en las que se exponen estatuas de santos, orfebrería religiosa y objetos litúrgicos.

Podéis aprovechar la visita a la Catedral para visitar esta iglesia, ya que se encuentra muy próxima. Una vez allí, si disponéis de tiempo suficiente, podéis hacer una corta visita al museo, aunque since-ramente no merece la pena.

Casa do Infante

Construida originariamente en el año 1325, la Casa do Infante adquirió este nombre al nacer en ella Enrique el Navegante, una de las figuras más importantes del inicio de la Era de los Descubrimientos.

Esta casa, que fue la residencia donde se alojaban las visitas oficiales de la casa real, es hoy en día un pequeño museo donde se exponen restos de excavaciones arqueológicas y los suelos de mosaicos que una vez compusieron este edificio, ya que fue reconstruído y ampliado en varias épocas.

La Casa do Infante se encuentra muy próxima al cauce del río Duero, en la zona de Ribeira.

El interior del museo deja bastante que desear; a pesar de esto, las instalaciones del edificio y su importancia histórica hacen que, dependiendo para quien, la visita pueda merecer la pena.

Un punto negativo es que las explicaciones a lo largo del museo están sólo en portugués. En la entrada podéis pedir un cuadernillo con información en inglés.

GASTRONOMIA

En Portugal el horario de la comida, (almoço en portugués) es sobre las 13 horas y el de la cena (jantar), cerca de las 20 horas. Es importante que no retraséis mucho la hora de la cena ya que muchos restaurantes comienzan a cerrar sobre las 21 horas.

Platos típicos de Oporto

Oporto es una ciudad con una gastronomía muy variada que permite degustar una gran cantidad de sabores típicos de Portugal.

Media ración, ¡cuidado con lo que pedís! Es importante también que sepáis que las raciones de comida suelen ser bastante generosas, y van acompañadas por generosas guarniciones, en algunos restaurantes ofrecen la posiblidad de pedir medias raciones.


Aunque sin duda alguna el plato estrella de Oporto es el bacalao preparado de diferentes formas, otros de los platos preferidos en Oporto son las "Tripas a moda do Porto", similares a los callos, "las francesinhas", una especie de sándwich de jamón, queso, salchicha fresca, filete de ternera, huevo y otros ingredientes.

Al igual que en el resto de Portugal, otro de los platos típicos de Oporto son las sopas. Las hay de montones de sabores y por todas partes, encontraréis restaurantes de comida rápida que solo venden sopas e incluso en los McDonalds podréis disfrutar de una sopita caliente.

Si bien la repostería en general es de una calidad muy alta, uno de los postres que merece la pena probar son las "natas", unos pastelitos de crema hecha a base de nata que recuerdan mucho a los famosos "pastéis de Belém", típicos de Lisboa.

Para acompañar según que platos, nada mejor que degustar un buen vino de Oporto.

Cuidado con los aperitivos

En los restaurantes normalmente ponen sobre la mesa unos aperitivos que no van incluidos con la comida como en España, sino que si se consumen deben pagarse aparte. En muchos de los restaurantes ya lo advierten para evitar malos entendidos.

Bodegas de Oporto

Justo enfrente de la ciudad de Oporto, en la localidad de Vila Nova de Gaia, se ubican la mayoría de las bodegas en las que desde hace cientos de años se envejece el vino fortificado más famoso del mundo: el Oporto.

Para ir hasta Vila Nova de Gaia se puede ascender con el funicular que hay en el barrio de la Riveira y desde allí tomar el metro que transita por el Puente Luis I y desde allí descender hasta el puerto, en breve funcionará un funicular que va desde el metro hasta el puerto.

Vinos de Oporto gran reserva

Cata de vinos de oporto en una de las bodegas

El Oporto

La diferencia fundamental del vino de Oporto con el resto de los vinos, es el aguardiente que le añaden para interrumpir la fermentación. De esta forma se conserva la dulzura original de las uvas conservando un alto nivel de alcohol.

La idea de añadirle aguardiente al vino surge en el siglo XVII, cuando los comerciantes ingleses se interesan por comprar vinos portugueses; estos vinos no soportaban los largos viajes en los barcos en los que los transportaban, así que empezaron a fortalecerlos con aguardiente para que no se estropearan.

Visitando las bodegas

En Vila Nova da Gaia podréis visitar montones de bodegas de vino de Oporto. En cada una de ellas un guía os acompañará a lo largo de las instalaciones de la bodega explicando dónde hacen la vendimia y el proceso de elaboración de sus vinos.

Al final de la visita, en cada bodega os ofrecerán dos copas de vino para su degustación: una copa de vino tinto y otra de vino blanco.

Las bodegas más famosas.

Estas son algunas de las bodegas más famosas de Oporto:
Bodega Ramos Pinto

Fundada en 1880 por Adriano Ramos Pinto la bodega se ha convertido en una de las más famosas de Oporto. En la visita tendréis acceso a la oficina de Adriano reconvertida en museo.

Bodega Sandeman

Famosa además de por sus vinos por su misterioso logotipo, Sandeman es una de las marcas más internacionales de vino de Oporto. En esta visita el guía os acompañará vestido como el "Don de Sandeman".

Bodega Ferreira

Sin ser tan conocida como las anteriores, la Bodega Ferreira es una de las más especiales de Oporto. Está construida sobre un antiguo convento y la visita merece mucho la pena.

¿Sería posible viajar a Oporto y no visitar alguna de sus afamadas bodegas? Rotundamente no. Os perderíais algunas de las visitas más interesantes y que realmente merecen la pena.

Compras en Oporto

Tienda de regalos de Oporto

Aunque Oporto no es un lugar típico para ir de compras, la ciudad ofrece diferentes posibilidades; podéis encontrar tiendas con artesanía tradicional portuguesa, mercados tradicionales o modernos centros comerciales.

La zona comercial más importante de Oporto es la Rua Santa Catarina donde se encuentran algunas de las mejores tiendas de la ciudad.

Si queréis tomaros un respiro entre compra y compra podéis tomar un café o unos dulces en una de las muchas cafeterías que hay a lo largo de la calle. Recomendamos el Café Majestic, un elegante café de los años 20 que aún conserva la esencia del pasado de Oporto.

Centros comerciales

Si lo que buscáis son centros comerciales, junto al Mercado do Bolhao encontraréis el "Porto Gran Plaza", un moderno centro comercial y de ocio de reciente construcción. En sus cinco plantas se ubican más de 75 establecimientos comerciales en los que podréis encontrar tiendas de moda, complementos, electrónica, zapaterías, librerías y perfumerías.

Aunque no tengáis planeado hacer compras, conviene acercarse al centro comercial "Vía Catarina Shopping", situado en la rua Santa Catarina. En la parte superior del centro comercial encontraréis una zona llena de restaurantes decorados como si fueran casas típicas portuguesas.

Productos típicos

Una de las compras más importantes y que no se puede pasar por alto es el vino con denominación de origen Oporto. Antes de elegir un vino, lo mejor es hacer una cata en las distintas bodegas de Vila Nova da Gaia.

Tarjeta Porto Card

La tarjeta Porto Card sirve para obtener descuentos y entradas gratuitas en los principales museos, monumentos y visitas turísticas de Oporto. También existe una modalidad que incluye transporte gratuito en metro, autobús, tranvía y funicular.

Además de descuentos en visitas, también ofrece pequeños descuentos del 10% en muchas tiendas y restaurantes.

Podréis adquirir la tarjeta Porto Card en el aeropuerto o en las Oficinas de Turismo.

Porto Card ¿Qué incluye?

Algunos de los lugares que ofrecen entrada gratuita con la Porto Card son el Museo Arqueológico, la Casa Museo Guerra Junqueiro o el Museo Romántico. Otras visitas con importante descuento serían entre otras la Torre de los Clérigos, la Fundación Serralves o el Museo Militar.

Modalidades

La tarjeta Porto Card se puede adquirir con o sin transporte:

Tarjeta sin transporte

Es una tarjeta que sirve para conocer la zona histórica. Incluye entradas gratuitas y descuentos pero no permite utilizar medios de transporte.

• 1 día: 3,50€.

Tarjetas con transporte

Incluye entradas gratuitas, descuentos y acceso ilimitado a los medios de transporte.

• 1 día: 8,50€.

• 2 días: 13,50€.

• 3 días: 17,50€.

BRAGA

Braga es una de las ciudades más antiguas de Portugal. La llaman la Roma portuguesa porque es un centro de poder eclesiástico. Los romanos la llamaron Bracara, de ahí su nombre. En el medievo rivalizó con Toledo y Tarragona como centro de poder católico en la peninsula. De hecho, hoy es la ciudad más religiosa de Portugal.

Su Palacio arzobispal es impresionante, así como otras construcciones de índole religioso que pululan el mapa de la ciudad. Políticamente es una de las ciudades más conservadoras de Portugal. También es una ciudad con un comercio en crecimiento y con nuevos y renovados bríos económicos.

Estos bríos han traido la modernización de los edificios de esta ciudad, levantando las quejas de muchos que preferirían dejar intacto su aspecto tradicional.

Esta ciudad no está hecha para conducir, como se deduce al comprobar que si intentamos entrar sus calles de sentido único nos lo hacen complicado y si queremos salir nos retiene en su interior. Existe un parking de pago en la Praça Conde do Agrolongo. El casco histórico y la catedral son una zona abarcable a pie.

La estación de tren está a un cuarto de hora a pie del centro histórico, hay que recorrer toda la calle Rua Andrade Corbo para llegar al centro.

La estación de autobús está a unos diez minutos andando del centro por la Rua dos Chãos. En la esquina de la Praça da Republica con Avenida da Libertade está el puesto de Turismo ( http://www.cm-braga.pt ). Es aconsejable pedir un mapa de la ciudad y de sus autobuses.

Si vamos a hacer una excursión al parque nacional de Peneda-Gerês podemos pedir información y mapa en la oficina de información de este parque, un edificio blanco en Avenida Antônio Macedo en Quinta das Parretas, una población de las afueras de Braga.

Visita a Braga

Estas son las principales visitas recomendadas en esta ciudad

Catedral de Braga

Para visitar la ciudad el punto central es la Praça da República. Esta plaza contiene tres fuentes, la Torre del Homenaje ( Torre de Menagem ). Desde esta plaza hay que descender la Rua de Souto que recorre el camino hasta la Catedral. Rua de Souto posee infinidad de tiendas donde pasar la tarde, incluidas tiendas de artículos religiosos típicas de la ciudad.

Como sucede con otros muchas ciudades portuguesas, Braga está dominada por su catedral, o Sé, como se dice en portugués. Fue levantada sobre una mezquita árabe en 1070 tras la conquista del territorio por los cristianos. Sobre una base románica fueron añadiendose aportanciones en los periodos gótico, barroco y renacentista, de manero que es en buena manera una antología de estilos. Destaca la elaborada ornamentación de su parte superior.

En su interior podemos visitar el Tesouro da Catedral. El Tesouro es de los más importantes de su clase y tiene piezas muy interesante. Otra de las estrellas de coro alto, sujetados por figuras huma-nas de sátiros y monstruos.

De sus tres capillas la Capela dos Reis, del siglo XIV, es la más conocida. Allí esta enterrado entre otros el Arzobispo Lourenço, que cuenta la leyenda que fue encontrado sin cambio aparente cuando abrieron su tumba en el siglo XVII.

Otros monumentos

En la Rua de Souto, enfrente de la Catedral, está el Palacio Arzobispal, una inmensa mole que hoy cobija la buena biblioteca municipal y algunas facultades de la universidad.

De las muchas iglesias de la ciudad la que más conviene visitar es la Capela de Conceiçao en Largo São João de Souto, cuya torre es digna de admirar. También tiene dibujado sobre típicos azulejos la historia de Adán y Eva.

Otros edificios presentan en Braga fachadas del barroco y del rococó. La Câmara Municipal y la Casa do Raio son obra del mismo arquitecto, André Soares da Silva. En Rua de Biscaínhos está el fabuloso Palácio dos Biscaínhos donde hay un modesto museo de pintura Barroco y Rococó. Dispone de un jardín en la parte de atrás muy agradable.
Si avanzamos al sur de la ciudad encontramos en Largo São Tiago el Museo Medina e Pio XII; contiene dos colecciones, una de pinturas religiosas del XVII y otra de pinturas de Henrquire Medina.

Bom Jesus do Monte y Santuário do Sameiro

Estos son lugares que con la excursión del barco no pueden realizarse, pero que incluyo por si alguien posteriormente visita esta bella localidad.

La iglesia del Bom Jesus Do Monte es uno de los iconos de Portugal y uno de los monumentos más visitados por los turistas. Su escalera de granito cubre las portadas de cientos de guías turísticas. Fue encargada por el arzobispo Maura-Teles y tras 60 años de construcción se inauguró en 1783.

Los frondosos alrededores del Bom Jesus es un lugar muy popular de picnic para las personas de Braga. Se puede subir en funicular o a pié ( lo cual permite observar mejor los detalles ). Cada escalera tiene una serie de fuentes, la primera el la herida de Cristo, los cinco siguientes son sus sentidos y las siguientes tres son sus virtudes. Tiene también una serie de capillas barrocas.

En Bom Jesus hay varios restaurantes que, en fin de semana, suelen celebrar las bodas y ceremonias locales. En invierno sólo abren en fin de semana. Un buen restaurante es el Restaurante Portico, en el pie de la escalera.

A algo más de un kilómetro está el Santuário de Sameiro, que se puede alcanzar en una media hora de paseo. Construido en 1837 es también uno de los principales puntos de peregrinaje de Portugal y de culto mariano, junto a Fátima. En la cima de las imponentes escaleras está una estatua de La Virgen y del Corazón de Jesús.

REGUA

Se piensa que el nombre tuvo su origen en una casa romana que existía aquí, "Vila Reguela", pero el gran desarrollo de Peso da Régua se registró después de 1756 con la creación de la Real Compañía General de Agricultura de las Viñas del Duero, que estableció la primera región con denominación de origen de producción de vino de todo el mundo.

Situada junto al Río Duero, Peso da Regua tuvo un papel preponderante en la comercialización del Vino de Oporto, pues de aquí partían los toneles que lo transportaban en barcos "rabelos" hasta Gaia, donde el vino envejecía en las bodegas.

En esta región, las viñas cultivadas en bancales en las laderas junto al río, ofrecen bellísimos pano-ramas que se pueden admirar desde los muchos miradores de la zona, entre los que destacamos el de San Leonardo en Galafura y el de San António do Loureiro.

En los alrededores, la estación termal de Caldas de Moledo, situada en la orilla derecha del Duero, posee un embarcadero propio, y es un lugar agradable para unas vacaciones de reposo.

Rodeada por plantaciones de vid y hermosas haciendas rurales, Régua ha ido evolucionando, de callado pueblo provinciano a pequeña ciudad animada que ofrece variadas atracciones e iniciativas en las que el río juega un papel protagónico.

En la ribera se encontrará un malecón que es centro de partida para cruceros por el Río Douro, paseos peatonales, canchas de tenis, piscinas e instalaciones para la práctica de la pesca, así como tiendas de artesanía, bares, restaurantes y cafeterías que permanecen abiertos hasta altas horas de la noche.

En Régua, vale la pena admirar la Casa do Douro, con sus ventanas de coloridos vitrales que reproducen la historia y la producción del Oporto, la Iglesia Matriz y las fincas solariegas del siglo XVIII, por ejemplo, el Solar dos Vaz.

Muchas quintas (fincas) tradicionales dan la bienvenida ofreciendo recorridos por sus viñedos, lagares y bodegas, que incluyen degustar los distintos vinos del lugar; es el caso de la bonita Quinta da Pacheca, a unos cuatro kilómetros de Régua, fundada en 1738 y que recibe nueve mil visitantes cada año.



No lejos de allí, el maravilloso mirador de San Leonardo, en Galafura, ofrece vistas impresionantes del valle del Duero y sus profundas gargantas en forma de terrazas escalonadas cubiertas de famosos viñedos.

VILA REAL - PALACIO MATEUS

Esta ciudad es la capital de la provincia de Trás-os-Montes. Vila Real se alza a 427 m sobre una colina que forma una especie de península entre los ríos Corgo y Cabril, sobre el cual sobresalen sus bonitas casas.

El primer fuero de Vila Real lo concedió el rey D. Dinis (1279-1325), en 1289. Con este fuero, el garantizaba a sus habitantes el derecho a rechazar el hospedaje a hidalgos y caballeros que, de esta forma, deberían pernoctar fuera de sus muros. Esto no impidió que esta villa acogiese en los s. XVII, XVIII y XIX a muchas familias nobles, cuyas residencias fueron siendo absorbidas por el tejido urbano.

Hoy, quien visite Vila Real, se sorprenderá al observar las numerosas piedras de armas que ennoblecen las fachadas de muchos edificios y el blasón de la ciudad, representada por una espada y un bastón, resume la historia de su primer conde.

Ciudad bonita y apacible, donde la mirada se pierde en las montañas que la rodean, empiece por conocer el lugar donde, en el s. XIII, se establecieron los primeros habitantes, la "Vila Real medieval", prosiguiendo por la "Vila Real antigua" y terminando su paseo en el frondoso Parque del Municipio, junto a la Vila Real moderna. Aquí, sugerimos que suba a lo alto del Calvario, desde donde disfrutará de una bonita perspectiva semicircular sobre la ciudad, abarcando a poniente, las sierras de Marão y de Alvão y, al sur, la cadena montañosa de Montemuro. Al norte de este mirador se encuentran los barrios modernos que se han desarrollado a lo largo de los últimos cien años.

A cerca de 3 Km de la ciudad, visite una de las más notables joyas del Barroco portugués: el Palacio de Mateus. Sin duda, Casa Mateus es una de las visitas indispensables si váis a Vila Real y está clasificado como Monumento Nacional. Se encuentra a unos 4 Km de la ciudad por la N-322, en la freguesía de Mateus.

Se trata de una enorme finca en la que hay varias cosas que visitar:


* La edificación más famosa es el Palacio Mateus, diseñado por Nicolau Nasoni a principios del siglo XVIII para ser la residencia de Antonio José Botelho Mourão. Es un precioso palacio de inconfundible estilo barroco portugués. Mediante una visita guiada puede recorrerse una parte de las estancias interiores (las otras son propiedad privada utilizadas aún como vivienda de los descendientes de su promotor), que han sido reconvertidas en Museo.

* El Palacio está rodeado de unos preciosos jardines románticos, salpicados de fuentes, un enorme lago, flores, setos, pérgolas, árboles centenarios...

* Anexo al edificio, por la parte posterior se encuentra la Capilla de Nossa Senhora dos Prazeres, con una espectacular sacristía. La capilla fue terminada unos años más tarde que el palacio, y diseñada por José Álvares Rego.

* También en la finca se encuentra la Bodega que da nombre al vino Mateus, un célebre vino rosado y dulce en cuya etiqueta aparece representado el Palacio, posteriormente se han elaborado otras variedades, siempre bajo la misma marca. Todas ellas pueden adquirirse en la tienda que encontraremos al finalizar la visita.

* Por supuesto, el complejo cuenta con una cafetería y tienda, en la que se pueden adquirir vino, mermeladas, libros, postales...

SÂO SALVADOR DO MUNDO Y SÂO JOÂO DA PESQUEIRA

São João da Pesqueira es una vila portuguesa ubicada en la zona vinícola del Duero, con cerca de 2.000 habitantes a 850 métros de altitud .

Antes de llegar a esta población se realiza una parada para poder ascender al Santuario de Salvador do Mundo, una serie de hermitas junto al camino nos van marcando el ascenso, algo pronunciado, a mitad del camino podemos observar un bello paisaje con el embarcadero y nuestro barco aún atracado allí, al final y tras la última de las hermitas encontramos un mirador que nos muestra la otra margen del Duero y una de las zonas vinícola más hermosas de la zona.

Villa de vino generoso (Porto) en la zona demarcada por el Duero y criado por el Marqués de Pombal que vivió en la Pesqueira en sus comienzos. Pesqueira posee unos bellos paisajes, tiene un espectacular mirador en Baragem da Valeira llamado Sao Salvador do Mundo (Ermo) con capillas, es un sitio antiguo, en algunas de ellas existe una gruta donde vivió y murió fray Gaspard (1594-1615).

PINHÃO

Pinhão es considerado el centro geográfico de la Región con Denominación de Origen del Duero y es aquí donde se sitúan muchas de las fincas productoras del vino de Oporto, algunas de las cuales ofrecen alojamiento en la modalidad de turismo rural.

Digno de mención es el edificio de la Estación de Ferrocarril, construido a finales del s.XIX, cuyo interior está enteramente revestido de paneles de azulejos.


BARCA D’ALVA

Es una aldea portuguesa perteneciente a la freguesía de Escalhão, en el concelho de Figueira de Castelo Rodrigo situado al norte del distrito de Guarda, Portugal. Se encuentra situada dentro del Parque Natural del Duero, en la confluencia del río Águeda con el Duero, que marca la frontera natural entre España y Portugal.

Es una aldea con muy pocos habitantes que fue durante un siglo el punto en que se unían las líneas ferroviarias que conectaban Salamanca con Oporto. El interés de los portugueses en esta infraestructura queda patente en que el complejo tramo de la línea entre la frontera y La Fregeneda se realizase con recursos económicos de este país. Un puente de hierro sobre el río Águeda permitía el paso del ferrocarril entre ambos países y enlazaba esta estación con la salmantina de La Fregeneda. En 1988 concluyó el servicio ferroviario en la parte portuguesa, servicio que ya había sido cancelado en 1985 en la parte española. En la actualidad, el tren de Oporto sólo llega a la estación de Pocinho, que era el nudo ferroviario del que partían las líneas de vía estrecha del norte de Portugal.

A mediados de los años noventa se construyó en la orilla española del Duero un embarcadero que permitía la realización de cruceros turísticos hasta la desembocadura en Oporto. Igualmente se construiría una infraestructura similar en Barca de Alba. En 2000 se inauguró finalmente un puente para el paso de automóviles.

SALAMANCA

SALAMANCA(001) Los números entre paréntesis corresponden a la audio-guia de la ciudad, que puede descargarse desde http://locucionesmp3.servidorprivado.com/, también pueden reservarse y alquilarse en la oficina de turismo, desde este mismo enlace.

Salamanca es la ciudad universitaria por excelencia, conocida en todo el mundo por ello y por su riqueza artística: catedrales, palacios, iglesias... de tendencias artísticas como el románico, gótico, plateresco y barroco.

Situada a orillas del río Tormes, su extensión geográfica es de 12.336 Km², y cuenta en la actualidad con 159.000 habitantes

Salamanca, a pesar de su clima extremo (invierno frío y seco y verano cálido), reúne múltiples atractivos para hacer muy agradable la estancia de quienes la visitan, una ciudad donde las actividades lacionadas con el turismo y el ocio son las protagonistas. Salamanca fue, a lo largo del 2002, Ciudad Europea de la Cultura. Música, danza, exposiciones, representaciones callejeras... la programación de Salamanca 2002 abarcó desde las últimas tendencias culturales al más puro entretenimiento.

Completan la oferta turística de Salamanca su original gastronomía y sus fiestas populares.

Para conocer una ciudad no es suficiente mirarla o admirarla, eso sólo nos acerca a una parte de ella, también hay que tocarla, sentirla en la piel, descubrir su textura, reconocer su música, su silencio, olerla, percibir su aroma y degustarla en todos sus matices. Pero para conocerla de verdad, además hay que ponerse en la piel de otros, observarla con sus ojos, medirla con sus manos, y así poder entenderla como lo que es, un ser vivo en cambio, en transformación, una realidad compleja hecha de muchas miradas y experiencias.

Este itinerario por la ciudad muestra que Salamanca también es un lugar abierto, sin trabas, sin fronteras y esto hace que se pueda disfrutar de una manera global y completa, convirtiéndose así en una ciudad plena de todos y para todos.

Un especial empeño por eliminar todas las barreras, no sólo las arquitectónicas. Un intento por que las personas con cualquier tipo de discapacidad (psicológica, sensorial...) puedan percibir la ciudad de una forma cercana, accesible y abierta.

Para que disfrutar de salamanca sea una realidad de todos.
ITINERARIO:

Plaza Mayor, Plaza del Corrillo, Calle Rúa Mayor, Casa de las Conchas, Clerecía, Calle de los Libreros, Universidad de Salamanca, Calle Latina Tavira, Plaza de Juan XXIII, Catedral Nueva, Catedral Vieja, Plaza de Anaya, Calle Cardenal Plá y Daniel, para continuar hasta la Plaza Mayor por calle Rúa Ma-yor; o bien por Calle Compañía, Universidad Pontificia, Plaza de San Benito, Plaza de la Agustinas y Calle Prior.

PLAZA MAYOR (002)

La Plaza Mayor de Salamanca, además de ser uno de los monumentos cumbres del barroco español, es el corazón de la ciudad. Esta Plaza es ante todo un punto de encuentro tanto en lo que se refiere al trabajo como al ocio. Es sin duda la más bella de las plazas porticadas españolas y una de las más hermosas del mundo. Fue construida entre los años 1729 y 1755 por Alberto Churriguera.

Cuenta con 88 arcos de medio punto, levantados sobre fuertes pilares y adornados en sus enjutas con medallones de personajes ilustres de la Historia de España: en el ala este están representados los reyes españoles desde Alfonso IX hasta Carlos III; en el ala del Ayuntamiento, algunos santos como Santa Teresa de Jesús y Francisco de Vitoria; en el lado sur, los descubridores y conquistadores; y en el restante, los sabios españoles. Todo el conjunto forma un cuadrilátero irre-gular de una maravillosa armonía, que produce el tono dorado de su piedra.

CATEDRAL VIEJA (0015-0016)

Su construcción se inició hacia el año 1140. Las obras tardaron más de un siglo en concluir, acabando a finales del siglo XIII. Los trabajos se realizaron bajo la dirección de Pedro Pérez, Pedro de Axis entre otros, que dejaron plasmada en la Catedral la impronta del arte románico. Planta de cruz latina con tres naves y tres ábsides, dos de ellos de arco apuntado, y presenta una sólida robustez más parecida a la de una fortaleza.

En la torre de campanas se halla la capilla de San Martín, con pinturas góticas, fechadas en 1262 y atribuidas a Antonio Sánchez de Segovia. También se puede ver el sepulcro policromado del obispo Rodrigo Díaz y el del fundador de la capilla, Pedro Pérez.

El retablo del Altar Mayor acoge una de las obras pictóricas más importantes de la ciudad, fue reali-zado en 1445 por Nicolás Florentino. La obra se compone de 53 tablas pintadas al temple donde se narra la vida de Cristo y de la Virgen. Además el retablo se halla presidido por la Virgen de la Vega, patrona de la ciudad, tallada en madera a excepción de las manos y la cabeza que son de bronce.

El claustro sufrió daños a consecuencia del terremoto de Lisboa en 1755, siendo restaurado por García de Quiñones, quien plasmó el estilo neoclásico. Desde el claustro se abren distintas capillas, como la de Talavera, construida en 1180, la más antigua, La capilla de Santa Bárbara -donde se realizaban los severos exámenes para conseguir el grado de doctor por la Universidad de Salamanca- fundada en 1334 por el obispo de Salamanca. También la capilla de Santa Catalina, del siglo XII, y reconstruida en el periodo de los Reyes Católicos y por último, la capilla de San Bartolomé, que completa el recorrido, fue fundada por Diego de Anaya, arzobispo de Sevilla, en el siglo XV.

En el exterior, el Patio Chico constituye uno de los rincones más acogedores de Salamanca, que permite disfrutar de una maravillosa vista del románico al contemplar los tres ábsides y la Torre del Gallo -un cimborrio de influencia bizantina llamado así por la forma de su veleta-. Desde aquí se pueden contemplar los más característicos perfiles de las dos catedrales de Salamanca. Inmediatos a él, el rondín de las Edades del Hombre, abierto a finales de 1993 con motivo de una importante exposición artística, hacen ahora posible rodear por completo los templos catedralicios.

CATEDRAL NUEVA (0013-0014)

A finales del siglo XV, y como consecuencia del destacado lugar que ocupaba la ciudad de Salamanca debido sobre todo a la afluencia de estudiantes a su Universidad, se decidió la construcción de una nueva catedral más esplendorosa que la anterior, que se había quedado pequeña para la celebración de los oficios religiosos. Los reyes aceptaron y encargaron los planos a los arquitectos Antón de Egas y a Alonso Rodríguez. Como maestro de obras se nombró a Juan Gil de Hontañón. A la muerte de este último continuó su hijo Rodrigó Gil de Hontañón, quien sin abandonar el proyecto gótico introdujo aires renacentistas en la obra catedralicia. También participó Juan de Álava. Hasta 1733 no se concluyó. Sin embargo, pronto hubo que hacer modificaciones, pues el terremoto de Lisboa de 1755 ocasionó graves daños en la torre principal, muros y cúpula.

La fachada principal, de Gil de Hontañón, nos muestra tres arcos conopiales, todo el conjunto decorado con figuras humanas, de animales, tallas heráldicas y motivos ornamentales vegetales o geométricos. La Puerta de Ramos (norte) ofrece un esquema parecido al de la principal. Como huella anecdótica para la posteridad, puede verse la anacrónica pero bien integrada figura de un astronauta esculpida en el flanco izquierdo de la puerta de Ramos.

El templo posee una planta de cruz latina, con tres naves y capillas adosadas. En el interior destacan los anchos pilares de casi cuarenta metros de altura, la cúpula barroca que se alza sobre el crucero a 80 metros de altura, produce una impresión de grandiosidad. El coro, obra de Alberto Churriguera, está profundamente decorado y constituye uno de los más destacados del barroco español. Las naves laterales albergan un total de 17 capillas. La capilla Mayor, es neoclásica. A los lados hay unas urnas con los restros de San Juan de Sahagún, patrono de la ciudad, y de Santo Tomás de Villanueva. El Coro de la capilla es de madera de nogal y fue diseñado por Joaquín de Churriguera poco antes de su muerte. Consta de dos tipos de sillería y dos órganos, barroco y plateresco, todo ello cerrado por una rejería de estilo rococó

CASA DE LAS CONCHAS (003-004)

En la Calle Compañía, haciendo esquina con la Rúa, se halla uno de los edificios más representativos de la arquitectura salmantina, que fue objeto de una larga restauración, concluida a finales de 1993, y en la que se crearon nuevos espacios que acogen una biblioteca pública.

La originalidad de esta casa -de estilo gótico tardío, con elementos renacentistas y mudéjares, propios del llamado estilo isabelino- la convierte en el monumento más representativo de la arquitectura civil del tiempo de los Reyes Católicos. Su construcción se inició sobre el año 1490 por Rodrigo Arias Maldonado, embajador de Isabel y Femando, por lo que se puede ver el escudo nobiliario con cinco flores de lis sobre la puerta; y más arriba, el de los Reyes Católicos.

El conjunto arquitectónico llama la atención por tener su fachada adornada con grandes conchas de vieira, distintivo de la Orden de Santiago a la que pertenecía Rodrigo Arias Maldonado, y por las rejas de las ventanas inferiores, a las que se ha definido como "las más bellas de la ferretería gótica española".

El patio interior, de gran belleza, es uno de los conjuntos más típicos de los claustros españoles de doble galería. Completa la originalidad del conjunto un pozo adornado con un sencillo herraje y dos salones con artesonado de madera de nogal.

UNIVERSIDAD (006-007-008-009-010) (El astronauta, La Rana)

El visitante que acude a Salamanca tiene en la calle Libreros una cita obligada: considerada como la más antigua de España, es una de las cuatro más antiguas de todo el mundo. Durante el siglo XVI fue uno de los focos culturales más importantes de Europa y, sin duda alguna, el primero en el Imperio Español. Por sus aulas pasaron descubridores del Nuevo Mundo y sus profesores tuvieron gran importancia en el Descubrimiento, así como en la política que dirigió el desarrollo de los nuevos pueblos. El peso de la Universidad siempre ha marcado la vida de la ciudad.

El origen de la Universidad de Salamanca se remonta a la creación de su Estudio General en 1218 por el rey Alfonso IX. La construcción del edificio se inició hacia 1415 por orden del Papa Luna (Benedicto XIII), terminándose por Rodríguez Carpintero en 1435.

Es de uno de los monumentos más representativos del plateresco español y su famosa fachada -labrada en piedra arenisca de las canteras de Villamayor- es la expresión más bella de este estilo. Está formada por tres cuerpos horizontales, coronados por una crestería y recorridos, en sentido vertical, por cinco calles enmarcadas entre pilastras, y algunas interpretaciones la consideran una alegoría de los vicios y virtudes.

En el primer cuerpo se dispone el medallón con las efigies de los Reyes Católicos. También puede verse la famosa rana posada sobre una calavera -que en realidad es un sapo-, símbolo para algunos del pecado y acaso de la muerte, mientras que otros la asocian a la idea de fertilidad. La localización de esta pronto se convirtió en una costumbre popular, y según la mitología estudiantil es sinónimo de éxito en los estudios. Todos los turistas quieren descubrirla cuando están frente a la fachada.

El segundo cuerpo está el escudo de Carlos I de España y V de Alemania. El tercer cuerpo presenta la figura de un Papa, tal vez Benedicto XIII o Martín V, y las tallas de Venus y Hércules, entre medallo-nes. La fachada da la impresión de ser un inmenso y rico tapiz. Entre sus autores se citan a Juan de Troyes, el maestro Egidio o Juan de Álava.

El interior está distribuido por un claustro de dos pisos, comunicados por una bella escalera gótica adornado con relieves alegóricos. En ella se pueden observar decoraciones de "picante" tono medie-val. En la planta baja se pueden visitar las antiguas aulas, de Fray Luis de León -donde se conservan los bancos en los que descansaban los estudiantes, la tribuna corrida para los graduados y la cátedra con el pupitre destinada al lector-, la de Miguel de Unamuno o Francisco de Vitoria entre otras.

Además en esta planta se encuentra la capilla universitaria, con techumbre mudéjar, y se guardan los restos de Fray Luis de León.

En La biblioteca se guardan unos 400 incunables del siglo XV, además de infinidad de volúmenes y manuscritos, así como una colección de esferas adquiridas en París. Aparece cercada por una bellísi-ma verja de hierro del siglo XVI.

CASA LIS (0019-0020)

En la Calle Gibraltar, donde también se encuentra el Archivo de la Guerra Civil, se puede visitar este edificio de carácter modernista, construido en 1905 y rehabilitado recientemente por el Ayuntamien-to, propietario del inmueble, para albergar una sala de exposiciones: el Museo de Art Nouveau y Art Decó.

Cuando se accede al interior, descubrimos las bellas vidrieras que cubren el patio central, desde éstas y en el piso de arriba se puede contemplar una preciosa panorámica del río Tormes y los puen-tes que lo franquean. Otro de los atractivos que ofrece su visita es la posibilidad de contemplar una magnífica colección de muñecas, quizá de las más importantes del mundo.

CLERENCIA Y UNIVERSIDAD PONTIFIClA (15-16) (005)

El conjunto fue construido por iniciativa de Felipe III y de su esposa Margarita de Austria con destino a Colegio de la Compañía de Jesús. Su obra fue iniciada el 12 de noviembre de 1617 y culminada en 1754.

El edificio constituye uno de los más bellos y grandiosos monumentos de la Arquitectura barroca. Su fachada, de suma grandiosidad, no se alcanza a ver de frente en toda su magnitud. Los planos se diseñaron por el arquitecto real Juan Gómez de Mora. Andrés García de Quiñones realizará las torres barrocas y el campanario de la Clerecía, además del claustro del antiguo colegio.

La fachada de la Clerecía, consta de dos cuerpos recorridos por anchas columnas entre las que se distinguen varios escudos reales de grandes dimensiones y tres puertas de acceso. Tiene dos torres octogonales coronadas por cúpulas. La espadaña o campanario acoge en su frontón un relieve de la venida del Espíritu Santo, y encima de la campana sobresale una imagen de la Virgen. Además se pueden ver varias estatuas pertenecientes a los reyes fundadores.

El templo consta de una sola nave y crucero, y sobre éste se alza la cúpula compuesta por un tambor de ocho lados. En su interior destaca el retablo mayor, con grandes columnas salomónicas. Del edificio que alberga hoy a la Universidad Pontificia, sobresale el llamado "Claustro de los Estudios", un grandioso conjunto, obra de García de Quiñones, con gigantescas columnas y adornado con balcones, que convierten a éste en uno de los claustros más hermosos del barroco universal.

ESCUELAS MENORES (0011)

Lugar donde se impartían los estudios previos a la enseñanza universitaria. El conjunto está fechado en el año 1534. Se accede a partir de dos arcos de medio punto apoyados en una columna con capitel corintio. Sobre los arcos, unos medallones ofrecen las caras de un Cristo el del centro, y de Hércules y Teseo en los lados, sobre los que se ve un panel dividido en tres partes con los escudos del Imperio de Carlos V, y más arriba los bustos de San Pedro y San Pablo.

Tras pasar el umbral enrejado entramos en el patio, de sencilla y pura ornamentación gótica, donde se ve el escudo de la Universidad con el lema latino "Salamanca es la primera de la enseñanza de todas las ciencias" sobre uno de los arcos sustentados por columnas con capiteles corintios. Al fondo se puede visitar el Museo Universitario, donde se conservan algunas piezas de excepcional valor como la Bóveda Celeste.

Un fresco que pintó Femando Gallego en el siglo XV sobre la bóveda de la antigua Biblioteca, denominada tradicionalmente "Cielo de Salamanca" y que fue trasladada desde la antigua Biblioteca de la Universidad, con la lamentable pérdida de dos tercios de la bóveda.

Contiguo a las Escuelas Menores se encuentra el Hospital de Estudio -antiguo hospital de la Universidad-, que data de 1413 y que fue utilizada como residencia de estudiantes sin recursos. La fachada tiene varias tallas de Santo Tomás de Aquino, santo al que fue consagrado el edificio, y tres escudos de los Reyes Católicos. Con el tiempo sufrió algunas modificaciones, igualándose su estilo al la portada de la Universidad.

En el centro de este conjunto se alza la estatua de Fray Luis de León, realizada en Roma en 1869 por el escultor italiano Nicasio Sevilla.

CASA DE LAS VIEJAS

Esta casa que fue utilizada como lugar de recogimiento para pobres, convirtiéndose en 1623 en Casa de la Caridad gracias a Bartolomé Caballero, y que hoy día es casa de cultura. El edificio, de dos plantas, es de estilo barroco y conserva el escudo de su fundador sobre la puerta principal. En su interior se conserva una capilla que tan sólo contiene un sepulcro de piedra. Actualmente es la Filmoteca Regional de Castilla y León.

TORRE DEL CLAVERO

Desde la calle San Pablo y tras pasar la plaza de Colón, el viandante disfruta de la contemplación de esta torre, que conserva muchas características de la arquitectura militar del siglo XV y que en su día formó parte de lo que fue el Palacio de Sotomayor, del que no quedan restos.

Hoy permanece como un testimonio más de la belicosidad salmantina en la Baja Edad Media y es la única fortaleza existente dentro del recinto urbano. Formada por una base cuadrada de mampostería y una parte alta de sillería, en forma de octógono y en la que figuran ocho garitas cilíndricas con escudo de los Anaya y Sotomayor. Se cree que fue edificado sobre el año 1485.

PUENTE ROMANO (0017)

El puente romano formaba parte de la antigua calzada de la Plata que unía Mérida con Astorga. Durante la Edad Media se la conoció como la calzada de la Guinea. Sólo los quince primeros arcos más próximos a la ciudad son romanos, realizados en época de Trajano, siglo I D.C. (año 89). Son de sillería de granito almohadillado rústico, separados por estribos y asentados sobre pilares con tajamares dirigidos contra corriente.

A la entrada del puente contemplamos a un verraco ibérico o toro inmortalizado por la narración de "El Lazarillo de Tormes". Su lugar de origen fue justo en medio del puente. Se intentó así reconstruir la silueta del toro y el puente, que forman parte del escudo heráldico de la ciudad, desde el siglo XIII. En la entrada del puente también se encuentra un moderno conjunto escultórico, de autoría de Agustín Casillas, que representa a Lázaro de Tormes en compañía del ciego.

COLEGIO DEL ARZOBISPO FONTSECA " Los Irlandeses "

Su construcción -que fue posible gracias a unos terrenos cedidos por el convento de San Francisco el Real y a la participación del arzobispo Alonso de Fonseca, y en la que participaron arquitectos como Diego de Siloé, Juan de Álava y Gil de Hontañón- se inició en 1527 y se prolongó hasta el año 1578, en el que tuvo lugar su inauguración. El colegio era uno de los cuatro Colegios Mayores de la Universidad y también se conoce como Colegio de los Nobles Irlandeses, ya que desde 1838 hasta 1936 fue habitado por estudiantes católicos de esa nacionalidad.

Al contemplar la fachada, levantada sobre unas escalinatas, llama la atención la puerta adintelada con columnas jónicas, continuadas hacia arriba por otras dos que contienen las estatuas de San Agustín y San Ildefonso de Toledo, así como una ventana flanqueada por dos escudos de los Fonseca, encima de la que se observa un medallón de Santiago de Compostela en la batalla de Clavijo.

Del mismo modo merece especial atención el patio, uno de los más bellos del renacimiento español. Este claustro de dos plantas está formado por arcos sustentados.

PALACIO ANAYA (0012)

En la Plaza de Anaya está situada una de las más grandiosas obras del neoclasicismo español: el Palacio de Anaya, que en su interior alberga la Facultad de Filosofía y Letras, y al que se denomina "el viejo" por la antigüedad de su fundación, que data de 1411. Este edificio fue fundado por Diego de Anaya y Maldonado con el fin de acoger a estudiantes que recibiesen una enseñanza selectiva, lejos de la masificación universitaria.

En 1760 se derribó el antiguo edificio, para dar paso al actual, por mandato del rector José Cabezas Enríquez, realizando los trabajos Juan de Sagarvinaga.

La fachada se alza sobre una magnífica escalinata y se asemeja a la arquitectura griega, con cuatro columnas de capiteles jónicos y un frontón triangular, encima del que se distingue el escudo de Anaya. En el interior se aloja el patio con doble galería de columnas, con una escalera de tipo imperial y el busto de bronce de don Miguel de Unamuno, realizado por el maestro Macho en 1930. En la planta alta se halla el Aula Magna, que conserva algunos retratos y cabezas de insignes maestros universitarios.

A la derecha del Colegio se levanta la Hospedería, que servía para que vivieran en ella los estudiantes, a la espera de obtener empleos después de haber finalizado sus estudios. Fue edificada en 1715 por Joaquín Churriguera y en ella destacan las ventanas y balcones exteriores por su bello enrejado de hierro. El edificio consta de dos plantas con un patio interior compuesto por galerías de arcos.

PALACIO DE LA SALINA (0025)

Palacio atribuido según una leyenda a Alonso de Fonseca, arzobispo de Santiago, siendo más cierto que el titular fue Rodrigo de Messía, casado con una pariente del mencionado obispo, que lo hizo edificar en 1538.

Se trata de un edificio renacentista que en tiempos fue utilizado como depósito de sal, por lo que fue denominado Casa de la Salina, y que desde el siglo XIX es sede de la Diputación. Su fachada es de gran armonía y está compuesta por cuatro arcos cuyas enjutas decoran medallones con bustos en relieve -entre ellos, los de Cleopatra y Marco Antonio-, tres hermosas ventanas y una galería supe-rior adornada con escudos.

Singular es también su patio, donde se fusionan el estilo gótico con el renacentista, y en el que destaca la galería de madera apoyada sobre grandes ménsulas antropomorfas retorcidas en violentos escorzos.

Dentro del patio, de forma irregular, al fondo se distingue una parte más antigua, de estilo gótico, formada por dos pisos de arquerías, extendiéndose a la izquierda una galería renacentista con cinco arcos de medio punto con medallones similares a los de la fachada. En el lado opuesto hay una galería en voladizo decorada con imágenes de figuras desnudas aupadas unas encima de otras.

PALACIO DE FERMOSELLE " Torre del Aire "

Se edificó en 1440 por orden de los Castillo, los señores de Santa María del Campo y Fermoselle. Después de servir como lugar de caridad perteneció a la Orden de los Hijos de María Inmaculada y en algún momento de su historia se le denominó Palacio de las Cuatro Torres, no por una razón arquitectónica, sino por haberlo poseído el barón de las Cuatro Torres.

Desde la Gran Vía se disfruta de una bonita vista, en la que destaca su descabalada y airosa torre con una ventana partida en dos por una columna coronada por filigrana semejante a la de las otras dos, situadas más abajo. En lo alto hay un tejado que cubre sus almenas, pero de hechura más reciente.

PALACIO DE GARCI GRANDE

En la misma Plaza de los Bandos se puede contemplar también este Palacio del siglo XVI, que fue propiedad de los señores de Zaratán, vizcondes de Garci-Grande. Su fachada presenta una escalinata sobre la que se erige la puerta principal, enmarcada entre dos columnas platerescas coronadas por una cornisa que contiene en sus ángulos interiores dos medallones con un busto masculino y otro femenino que son de representación alegórica.

Más arriba, y entre dos escudos con flor de lis, hay una ventana resguardada por dos columnas en arista y un dintel sobre el que se coloca otro escudo. En la esquina con la Calle Zamora se alojan dos ventanas achaflanadas únicas en la ciudad. En la actualidad el interior está reformado y acoge a la central de Caja Duero.

PALACIO DE MONTERREY

Al final de la Calle Prior se encuentra este Palacio, mandado construir por el tercer conde de Monterrey, Alonso de Acevedo y Zúñiga, bajo la inspección de Rodrigo Gil de Hontañón en el año 1539. A pesar de la grandeza del edificio, lo existente es tan sólo la cuarta parte del gran rectángulo que pudo y debió ser, puesto que únicamente se construyó una de sus alas.

Son únicas en su estilo las dos torres y las tres chimeneas, que presentan blasones heráldicos pertenecientes a los linajes de Fonseca, Acevedo, Sotomayor y Ulloa Castro entre otros. Sirve en la actualidad como residencia ocasional de los duques de Alba.

PALACIO RODRIGUEZ DE FIGUEROA

Este Palacio, que en la actualidad es sede del Casino de Salamanca, se encuentra situado en la calle Concejo. Fue edificado en 1545 por Juan Rodríguez de Figueroa, miembro de la Corte de Carlos V y de Felipe II, y merecen especial atención los medallones de su fachada, así como los de la calle Zamora, donde hay un San Jorge y unas figuras de Adán y Eva. Su patio interior fue restaurado en 1933, cuando se amplió el edificio.

PALACIO DE CONGRESOS DE CASTILLA Y LEÓN

Es de las nuevas edificaciones levantadas en la ciudad. El proyecto es obra del arquitecto Juan Navarro y su construcción finalizó en el año 1992.

A consecuencia de su edificación se ha derribado gran parte de casas de planta baja, en un proceso de renovación de la ciudad.

PATIO CHICO (0021)

HUERTO CALIXTO Y MELIBEA (0022)

CUEVA DE SALAMANCA (0023)

CONVENTO DE SAN ESTEBAN (0024)